Entradas

Mostrando entradas de 2022

Evangelio y realidad actual (podcast)

Imagen
Episodio del podcast A Matter of Faith: A Presby Podcast - con el tema ¿Qué relación tiene el evangelio ante la realidad actual? , presentado junto a AG Vilmarie Cintron Olivieri. Anfitriones de la conversación, Rev. Rosa Miranda y Rev. Edwin González-Castillo. [Pulse aquí para escuchar]

La preservación de la verdad (webinar)

Imagen
Un webinar que forma parte de la serie ¿Por qué nuestras voces son importantes? La abogacía (incidencia) dentro y fuera de Iglesia , auspiciada por la Oficina de Apoyo Congregacional Intercultural Hispano de la Iglesia Presbiteriana (EEUU). El webinar es presentado junto a la AG Vilmarie Cintrón-Olivieri.   

Aunque parezca una locura

Imagen
Las que contaron esto a los apóstoles eran María Magdalena, Juana, María la madre de Jacobo, y las otras mujeres. El relato de las mujeres les pareció a los apóstoles una locura, así que no les creyeron; pero Pedro se fue corriendo al sepulcro y, cuando miró hacia dentro y vio los lienzos allí dejados, volvió a su casa pasmado de lo que había sucedido. (Lucas 24.10-12 RVC)    Hoy conmemoramos la resurrección de Jesucristo de Nazaret –un evento que nada tiene que ver con conejos ni huevos de colores. Tiene que ver con que los poderes que oprimen y cautivan física, emocional y espiritualmente al ser humano no tienen la última palabra. La última palabra pertenece al Dios de compasión y justicia que reivindica al crucificado y, junto con él, levanta a las y los crucificados de la humanidad.    Mi reflexión en esta Semana Santa gira en torno a las narraciones del Evangelio Según Lucas. Este evangelio se distingue por el cuidado que presta a un componente que suele ser pasado por alto en lo

Arrojando piedras

Imagen
«En ese momento llegaron de Antioquía y de Iconio unos judíos que persuadieron a la multitud para que apedreara a Pablo; después de eso lo arrastraron y lo llevaron fuera de la ciudad, pues creían que estaba muerto» (Hechos 14.19) [La narración completa se extiende hasta el v. 28, pulse aquí ] Este es apenas un ejemplo de los extremos a los que el ser humano llega para silenciar a quien es y piensa diferente. En la narración previa se informa que el apóstol Pablo y sus asociados habían estado haciendo el bien y anunciando la buena noticia (el evangelio) a las personas en la ciudad de Listra.  En medio de esa circunstancia es que se da la intervención de aquellos cobardes que lejos de aceptar la coexistencia de ideas religiosas a las suyas, provocaron la multitud para silenciar permanentemente a Pablo, matándolo a pedradas. Ante un acto como ese, habrá quienes levanten su dedo acusador contra todos los judíos por lo que algunos extremistas fanáticos hicieron. Habrá otras personas que

Y come con ellos

Imagen
El capítulo 15 del Evangelio Según Lucas es una de las secciones más hermosas del Nuevo Testamento. Nos ofrece una mirada panorámica al corazón del Señor Jesucristo —la esencia de su mensaje que es buena noticia. Allí encontramos tres parábolas , narraciones breves que Jesús contaba para sacudir la mente y el alma de su audiencia. En la primera, cuenta sobre un hombre que teniendo cien ovejas, deja noventa y nueve en el desierto para irse a buscar la que se le había perdido. En la segunda, cuenta sobre una mujer que hace todo lo que está a su alcance para encontrar una moneda que se le había perdido. En la tercera, cuenta sobre un padre que teniendo dos hijos, espera pacientemente y sale al encuentro del hijo que regresa al hogar luego de haberlo abandonado malgastando sus bienes. En las tres instancias Jesús enfatiza la alegría de haber encontrado lo que se había perdido. En las primeras dos parábolas podemos asumir que la alegría es compartida por amistades y familiares. Pero en la

El Espíritu liberador

Imagen
Lucas 4.16-21 El Evangelio Según Lucas cuenta que, al comienzo de su ministerio público, Jesús se presentó en la sinagoga de Nazaret. La sinagoga era el lugar donde los devotos se reunían para leer e interpretar las Escrituras Sagradas. La narración nos hace saber que Jesús se reunía habitualmente, es decir, no era extraño a la experiencia devocional semanal junto a sus paisanos, no era un visitante casual o esporádico: “era su costumbre” (4:16). Jesús ejemplifica la necesidad de alimentar el alma de forma regular. Así como el cuerpo necesita el sustento para vivir, el espíritu necesita nutrirse consistentemente.  Cuando le llegó el turno, leyó una porción del libro del profeta Isaías: «El Espíritu del Señor está sobre mí. Me ha ungido para proclamar buenas noticias a los pobres; me ha enviado a proclamar libertad a los cautivos, a dar vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos y a proclamar el año de la buena voluntad del Señor.» Estas hermosas palabras del profeta, adop