Biografía

Rev. José Manuel Capella-Pratts
Nació José Manuel el 13 de julio de 1970. Es hijo de José Manuel Capella-González y Elvira Esther Pratts-Baucage. Junto a su hermana Edimar y sus padres, creció en un ambiente cristiano, viendo en ellos el ejemplo de devoción y compromiso con el Señor en todo tiempo, siendo su padre Anciano Gobernante y su madre Diaconisa.

Estudió en la Academia Presbiteriana de Aguadilla (1º a 9º grado), en la Escuela Superior Benito Cerezo y culminó sus estudios en Psicología en la Universidad Interamericana de Puerto Rico, donde también estudió dos años de educación musical con concentración en canto.

Creció en el evangelio, asistiendo a la Tercera Iglesia Presbiteriana en Aguadilla, donde a la edad de 12 años pasó a ser miembro, confirmando el pacto del bautismo hecho por sus padres al nacer. A los 15 años comenzó formalmente a cantar música sacra como solista. Continuó desarrollando dicho ministerio y eventualmente lo complementaba con la predicación.

Para el año 1986, durante la conferencia de Jóvenes en el Campamento Presbiteriano "El Guacio" (San Sebastián, Puerto Rico), comenzó a sentir una inclinación vocacional. Dos años después comprendió que dicha vocación es para el Ministerio de La Palabra y Los Sacramentos.

Participó activamente en distintos niveles de la Iglesia Presbiteriana (EUA) con el fin de servir al Señor, servir a la Iglesia y adquirir experiencias valiosas que le ayudarían en el ministerio futuro. En 1988 comenzó a desempeñarse como maestro de jóvenes de escuela bíblica de la Iglesia local. Como joven trabajó con la División de Programa y el Concilio de Misión del Sínodo Presbiteriano Boriquén en Puerto Rico. Se mantuvo involucrado ampliamente en el ministerio de la juventud, llegando a ser el Coordinador de la Sinodal de Jóvenes (1990-1991). Como líder de la juventud, representó a Puerto Rico en intercambios con las Iglesias Presbiterianas de Cuba y Venezuela y fue parte del grupo organizador de la Pastoral Juvenil Interdenominacional del Concilio de Iglesias de Puerto Rico.

En 1992 ingresó a tiempo completo en el Seminario Evangélico de Puerto Rico para alcanzar el grado de Maestría en Divinidad. Siendo candidato al ministerio en el Presbiterio del Noroeste, tuvo experiencias de práctica pastoral en la Tercera Iglesia Presbiteriana en Aguadilla, la Iglesia Presbiteriana "El Redentor" y la Iglesia Presbiteriana "Antonio Badillo Hernández", teniendo a su cargo durante un año la Capilla Presbiteriana en Bajuras de Isabela. En 1994 pasó a ser miembro de la Iglesia Presbiteriana en Bayamón, en la cual tuvo a su cargo la Misión en Toa Alta y el programa de la juventud. En 1995 recibió la encomienda de atender pastoralmente durante dos meses a los pocos hermanos y hermanas que quedaron luego de la crisis y el cisma de la Iglesia Presbiteriana en Caguas, mientras culminaba su práctica pastoral con la Iglesia en Bayamón. Luego fue transferido a una práctica pastoral en la Iglesia en Puerto Nuevo, donde laboró con la capellanía del Colegio Presbiteriano y atendió la vida devocional de la comunidad de personas de mayor edad, la Ciudad del Retiro.

Se graduó del Seminario Evangélico de Puerto Rico en mayo de 1996, fecha en que recibió un llamamiento de parte del Presbiterio de San Juan para ser el pastor reorganizador de la Iglesia en Caguas. Fue ordenado como Ministro de La Palabra y los Sacramentos el 23 de junio de 1996. Con gratitud al Señor podemos afirmar que la Iglesia, que en un momento dado se había visto en peligro de desaparecer, hoy se encuentra organizada y renovada en su identidad y vocación, en posición de continuar adelante la misión encomendada.

En el plano familiar, se encuentra casado desde diciembre de 1996 con Vilmarie Cintrón-Olivieri, quien creció en la comunidad de fe de la Iglesia Presbiteriana en Caparra Terrace, llegando a ser allí ordenada como Anciana Gobernante. Vilmarie posee un grado de Bachiller en Educación con concentración en la enseñanza del inglés como segundo idioma y una Maestría en Educación con concentración en Currículo y Enseñanza.

En la vida del Presbiterio de San Juan, José Manuel ha tenido diversas responsabilidades, siendo miembro del Concilio de Misión y Presidente de la Unidad de Programa, luego Secretario Permanente Asociado, Consejero de la Presbiteral de Jóvenes y, eventualmente, Secretario Permanente, ministerio que ocupó desde mayo de 1999 hasta enero de 2006. Ha laborado también en el Concilio del Sínodo Presbiteriano Boriquén y su División de Educación y ha participado como comisionado a la 210 y a la 219 Asamblea General de la Iglesia Presbiteriana (EUA), en la cual fungió como Vicemoderador del Comité de Revisión de la Nueva Forma de Gobierno (nFOG).  Del 2010 al 2012 formó parte de la Comisión para Cuerpos Gobernantes Intermedios de la Asamblea General, organismo encargado de ayudar a la denominación a estructurarse adecuadamente de frente a los retos contemporáneos.  También se ha desempeñado en la labor educativa del laicado, enseñando los cursos de Introducción a los Evangelios e Introducción al Nuevo Testamento e Introducción al Antiguo Testamento.

En años recientes colaboró con el Seminario Evangélico de Puerto Rico como profesor visitante ofreciendo el curso de principios denominacionales de la Iglesia Presbiteriana (EUA) en el área de teología y política eclesial.  También fue miembro fundador y Secretario/Tesorero de la Asociación de Teología y Pastoral de Puerto Rico.

En el plano social, José Manuel participó de la Asociación de Estudiantes de Psicología de la Universidad Interamericana en San Germán y fue parte del Proyecto Entre Iguales auspiciado por la Fundación SIDA de Puerto Rico y el grupo-seminario de sexualidad humana de la Universidad Interamericana, Recintro Metropolitano. También ocupó la presidencia de la Junta de Directores del Condominio donde residió en la zona de Hato Rey.

El domingo 6 de mayo de 2001, fue llamado para desempeñarse como Pastor de la Iglesia Presbiteriana en Hato Rey, relación que fue aprobada por el Presbiterio de San Juan el día 26 del mismo mes. Su ministerio allí se extendió durante una década, laborando intensamente en el fomento de un ambiente eclesial sano, que fuese fuente de inspiración a todos(as) en la relación con Dios, con el prójimo y con la naturaleza.

Desde el 1ro de agosto de 2011 se desempeña como Pastor de la Primera Iglesia Presbiteriana Hispana en la ciudad de Miami, Florida.  Participa de la vida del Presbiterio Florida Tropical, donde sirve como miembro del Comité de Preparación para el Ministerio y como miembro de la Comisión Administrativa de Paz, Unidad y Pureza.

Ha cursado estudios graduados en Ministerio especializado en Cuidado Pastoral de la Familia, así como en las áreas de predicación y liderazgo.  Constante lector, disfruta de mantenerse al día en temas relacionados a crítica bíblica, teología, y asuntos de carácter social, político y económico.

Es su mayor anhelo continuar sirviendo en la Iglesia Presbiteriana (EUA), anunciando la buena noticia de la gracia de Dios y ayudando a las personas a conocer y participar de una vida plena en relación con Dios, con el prójimo y con el entorno.

Para contacto por email puedes escribir a pastor696@gmail.com.