miércoles, 16 de marzo de 2011

Preocuparse

Recientemente alguien en nuestra parroquia compartió la siguiente definición:


«Preocuparse» - desperdiciar el tiempo de hoy, estropeando las oportunidades del mañana con las dificultades del ayer.

Dijo Jesús en una ocasión: «Y no os afanéis por el mañana, porque el mañana se preocupa de sí mismo.  Basta a cada día su propio mal» (Mateo 6.34 BTX).

¿Qué retos se presentan en tu vida hoy?  Más que un problema, pudiese tratarse de una gran oportunidad.  Ruego a Dios que te conceda el poder discernir entre una cosa y la otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario